Anís

anis

 

Pimpinella anisum L

El anís está constituido por las semillas del fruto de una yerba anual de la familia del perejil. Cada fruto maduro recolectado contienen dos carpelos cada uno representa una semilla de anís. La semilla es pequeña y curvada, de unos 0,5 cm de longitud y de color pardo grisáceo.
El aceite de anís alcanza unas concentraciones de 1,5 – 3,5% con predominio del último porcentaje. Su componente principal es el anetol. Otros componentes son el anisaldehído, la aniscetona y el metilcavicol. El aroma del anís recuerda al regaliz y al del hinojo. Generalmente se emplea el aceite esencial del anís y no la oleorresina. El límite de humedad recomendado por el asta para la especia entera es del 10%.
Una característica de esta especia digna de señalarse es que cuando se irradia una vez molida desarrolla un olor ligeramente pútrido y un aroma extraño.
El anís se importa principalmente de Turquía, China, Egipto, India y España entre otros países.
El anís se utiliza en los embutidos italianos, pepperoni, cubierta de pizzas y otros productos cárnicos procesados. Se emplea también en productos de panadería y es un componente esencial en las tartas y galletas de anís italianos. Su empleo principal es, sin embargo en los productos con sabor a regaliz, como dulces y anisete

Propiedades

El aceite de Anís tiene numerosas propiedades, entre las que destacan:

▪ Antibacteriano

▪ Antifúngico

▪ Antioxidante

▪ Estimulante, carminativo y expectorante

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>